¿Incrementa la productividad una buena comunicación interna sobre la política retributiva?

Actualizado: 18 de abr de 2018


Existe una línea de investigación académica que ha estado creciendo en estos últimos años y que confirma el hecho de que una empresa con empleados más comprometidos logra mejores resultados económicos. Dichos estudios analizan las diferentes formas que tienen las empresas para conseguir dicho compromiso. Muchos de ellos afirman que uno de los factores más importantes para favorecer el compromiso de los empleados es la comunicación que establece la empresa con su personal. Según concluyen, la comunicación ha de gravitar sobre tres elementos: el procedimiento de retribución, la valoración que tiene del empleado la empresa y los planes de futuro de la misma.


Una reciente encuesta realizada por Payscale entre 500.000 empleados confirma estos planteamientos. La satisfacción de los trabajadores y su consecuente compromiso con la empresa se basa principalmente en sentirse retribuidos de forma justa y para ello han de tener una buena comprensión de cuál es el procedimiento de retribución, tanto de la parte fija como de la parte variable así de cualquier elemento de compensación extrasalarial.


Comprender el mecanismo implica no solo conocer las tablas salariales de la empresa, su sistema de categorías profesionales, la valoración de los puestos de trabajo o el método de cálculo de los incentivos, implica comprender como la empresa valora al empleado. Si el empleado percibe que la política de retribución de su empresa es razonablemente justa, su nivel de satisfacción y compromiso serán elevados por lo que su productividad y rentabilidad serán superiores. Según Chris Martin, directivo de Payscale, “los empleados necesitan comprender el proceso a través del cual se determina su rango de salario y creer que dicho proceso es justo”.


Entre la empresa y el empleado se establece una forma muy básica de comunicación basada en la retribución. El empleado percibe que la empresa lo valora en función del salario que le asigna. Contra más esfuerzos dedique la empresa en gestionar dicha comunicación, mejor será la percepción que tenga el empleado sobre la valoración que hace la empresa de su trabajo.


Por otro lado, saber que la empresa tiene planes de futuro y conocerlos, no solo aporta tranquilidad el empleado sino que le hace sentirse empujado a implicarse más en el avance de dichos planes por el hecho de considerarlos parte de su propio futuro. Establecer algún tipo de procedimiento de comunicación interna que permita al empleado comprender los planes a medio y largo plazo de la empresa repercute positivamente en su rentabilidad.


Fuente: Este artículo fue publicado originalmente en Observatorio HR


0 vistas